3 de febrero de 2017

Jornada Cubiertas Verdes y Ajardinamientos Verticales

A todos los profesionales del mundo de la cubierta y la fachada vegetal: instaladores, fabricantes, arquitectos, ingenieros y estudiantes...

El próximo 22 de febrero, tendrá lugar en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas de Madrid la JORNADA TÉCNICA SOBRE CUBIERTAS AJARDINADAS Y AJARDINAMIENTOS VERTICALES organizada por la Asociación Española de Cubiertas  Verdes y Ajardinamientos  Verticales (ASESCUVE) en colaboración con PRONATUR.





31 de enero de 2017

Nueva hoja de ruta de Paisajes Reales

Las primeras palabras que escribí en el blog fueron hace algo más de 8 años, son muchos años para un blog. Y si lleva tantos años en activo es en parte gracias a vosotros, los lectores. Muchas gracias.

Creé Paisajes Reales simplemente por curiosidad. Por aquellos años, en el 2008, salía hasta en los informativos el gran boom de las 'bitácoras'. Ya existían blogs muy famosos, y las herramientas para su creación y mantenimiento se habían simplificado tanto que cualquier persona sin conocimientos técnicos podía poner en órbita el suyo. Mi espíritu inquieto quiso probar... y hasta hoy. Durante todo este tiempo Paisajes Reales no ha dejado de actualizarse y mejorar, tampoco yo he dejado de renovarme ni de aprender.

Comencé escribiendo para mí, sin más pretensiones, ya que apenas tenía visitas, tampoco las buscaba. El crear artículos de cierta calidad obliga a investigar durante días/semanas, a aprender. Escribía sobre lo que sabía, para reforzar conocimientos, y sobre lo que no, lo que me obligaba a estudiar. Paisajes Reales era mi 'archivador'.

Sin embargo, poco a poco y sin darme cuenta las visitas llegaban, fidelizando lectores sin hacer nada más que escribir sobre lo que me gustaba. ¡Menudo subidón!, me animé y vino Twitter, Facebook, nuevas secciones... adquirí una responsabilidad con mis lectores. Pude permitirme dedicar tiempo a Paisajes Reales, y mi querido blog me recompensó: he conocido muchos profesionales del sector, algunos se han convertido en amigos, he podido asistir a eventos, nuevos contactos, hacer viajes, y posicionarme como uno de los blogs de Paisajismo más leídos del momento.

No obstante, el no haber creado Paisajes Reales partiendo de un plan de lanzamiento claro me ha hecho replantearme constantemente durante todos estos años si lo estaba haciendo bien y si la gestión del blog era la correcta...

- ¿Es un blog prefesional?. ¿La imagen que proyecto es la correcta?.
- ¿Debería hacerme más autopublicidad para apoyar el desarrollo directo de mi profesión?.
- ¿Merezco ganar dinero con el blog?. Tanto esfuerzo, ¿merece ser recompensado?.
- ¿Para quiénes escribo?¿Público general-aficionados al paisajismo/jardinería y posibles futuros clientes, o para profesionales con mis mismas inquietudes?. 
- ¿Los contenidos que redacto se adaptan a las preferencias de los lectores?
- ¿La perioricidad de mis publicaciones es la correcta?
- ¿Debería tener un toque más personal y no tan profesional?

Para mí Paisajes Reales ha sido mi segundo trabajo. Por el que he estado dispuesta a dormir poco y a sacrificar tiempo libre.

Pero si en 8 años ha cambiado el blog, más lo ha hecho mi vida personal. Ahora soy mamá de una preciosa niña, y dentro de pocos meses de otra pequeña. Dos hijas. Dos hijas que han cambiado mi vida y por las que estoy dispuesta a dormir poco y dedicarles todo mi tiempo. Y también por las que necesito descansar para estar a tope con ellas, ya que también trabajo.

Me he planteado varias veces, y muy seriamente cerrar el blog. No puedo escribir, no puedo actualizar. Ya no sólo pertenezco a la tribu del Paisajismo, también me gusta y necesito leer sobre maternidad, educación, manualidades para niños, etc, etc. Ya no voy a los parques a hacer fotografías, ahora voy a los toboganes. Quiero vivir plenamente y disfrutar de la aventura de la maternidad. Y no, no tengo tiempo para todo.

Tras meditar una serie de decisiones, he llegado sin más a la nueva Hoja de Ruta de Paisajes Reales:

1. Escribo porque quiero. Escribo porque me gusta.
2. Escribo primero para mi, y después para quien me quiera leer. 
3. Escribo cuando puedo. Publicaré cuando pueda.
4. Continuaré contando con colaboradores para aprender de ellos.
5. Continuaré publicando entrevistas para conocer a nuevos profesionales.
6. Me despojo de la responsabilidad autoimpuesta de estar en primera línea.
7. Paisajes Reales continuará. Sin pretensiones. Sin objetivos ni más metas que la de servir de mi propio desahogo profesional.

Paisajes Reales me ha dado muchas alegrías, muchas satisfacciones. Paisajes Reales seguirá.

25 de enero de 2017

Jardín de la Fundación Calouste Gulbenkian, Lisboa

Un recorrido personal, por Puy Alonso de Irati. Proyectos de Paisajismo

Construido en la década de los 60 es uno de los jardines más emblemáticos del movimiento moderno en Portugal y constituye, sin duda, una referencia para el Paisajismo portugués que no deja indiferente al foráneo que a él se acerca en nuestros días. Es un jardín en el corazón de Lisboa, abierto al público, por donde pasear y disfrutar de un trozo de naturaleza de gran atractivo y belleza. 

El proyecto se remonta a 1958, cuando la Fundación encarga a los arquitectos paisajistas Antonio Viana Barreto y Gonçalo Ribeiro Telles el Proyecto del Jardín de las Instalaciones Provisionales de la Fundación (mientras esta construía su edificio definitivo) y un estudio de conservación y mantenimiento del Parque de Palhavã, antiguo parque sobre el que se asentará el futuro jardín de la fundación y del que se respetaron algunos ejemplares arbóreos, que daría origen al futuro jardín.

Boceto Perspectiva. Libro: O Jardim. Fundação Calouste Gulbenkian,  Carapinha, A. Y Treib, M. (2006)
Del proyecto, además del diseño general y su estrecha relación con el edifico, se consideran de especial interés las soluciones técnicas que se desarrollaron por considerarse muy innovadoras para la época, sobre todo en la relación del edificio y el jardín, el sistema de drenaje y aprovechamiento del agua, el sistema constructivo del lago y la creación artificial del ecosistema relacionado con el mismo y sus márgenes, así como las técnicas de plantación del arbolado sobre la cubierta del aparcamiento subterráneo.

El jardín se desarrolla, como se ha comentado, en los terrenos de la Fundación Calouste Gulbenkian, como un elemento esencial junto con el edificio de museo. El diseño del parque se basa en una geometría sutil que se desarrolla a través de un recorrido que huye de ejes rectilíneos, creando diferentes escenas. A través del tratamiento del espacio se nos invita a pasear por el jardín para descubrir una secuencia de ambientes más o menos abiertos según el empleo de la vegetación, donde contemplar, descansar o jugar. 

El uso de las especies vegetales, su selección y disposición, busca intencionadamente la celebración del paisaje portugués y el lenguaje de las diferentes formaciones seminaturales que le son propias: el bosque, la orla, el claro. Los espacios alternan luces y sombras, pequeños espacios recogidos y aperturas a visuales hacia el edificio del museo y el lago. 

Boceto Sección. Libro: O Jardim. Fundação Calouste Gulbenkian,  Carapinha, A. Y Treib, M. (2006) 

En el año 2000 se procedió a la elaboración de un proyecto de rehabilitación del jardín por parte del mismo Ribeiro Telles para recuperar algunas zonas deterioradas. Se mantuvo la estructura y propuso algunas intervenciones de orden estético y ecológico. Se consolida la orla de protección, se refuerzan las vistas y se redefinen las zonas de prado y césped, se amplía el sistema de caminos para acceder a otros espacios.  
Adentrarnos en este jardín es casi olvidarnos de que nos encontramos en la bulliciosa Lisboa. La masa arbórea que refuerza el límite del parque, logra reducir el ruido de la calle, incorporando además refugio para gran número de aves que nos alegran con sus cantos y hacen de este espacio un ecosistema de gran riqueza en un entorno urbano.

Fotografía de Puy Alonso
La primera vez que visité el jardín de la Fundación Calouste Gulbenkian fue en septiembre de 2012. Lo primero que me llamó la atención al atravesar sus puertas fue percibir una invitación implícita a recorrerlo. Yo no había leído nada sobre cuáles fueron las intenciones de sus creadores al proyectar este jardín. Me gusta tener una primera aproximación a los sitios, podríamos decir, de tipo intuitivo. Atender a la primera impresión que me suscitan. Observar y preguntarme para poderlos experimentar. Recorrer y sentir para empezar a comprender.

El segundo aspecto que me llamó la atención fue el tratamiento del espacio y de la luz, sus evocadores contrastes: rincones y espacios abiertos, detalles y horizonte, sombra y luz.

Fuente Caixa de Luz
El recorrido es una aventura, una fuente de sorpresas, porque te permite ir descubriendo poco a poco cómo es el jardín, cuáles sus elementos y sus protagonistas. Encuentras rincones que te invitan a descansar y mirar lo que ocurre alrededor sin ser visto, explanadas al sol para jugar u observar a los habitantes del jardín. Los senderos te ofrecen oportunidades para nuevas experiencias. Tienes que decidir cuál tomar y sabes, que si eliges uno, quizás te pierdas algo interesante, pero siempre podrás volver a recorrerlo otro día y te volverá a sorprender. Igual que un paseo por el bosque, por una región desconocida o por un paisaje familiar, la sorpresa está siempre presente. Siempre habrá algo nuevo porque es un elemento vivo, que cambia y se transforma y que interpela al que lo visita.
Un jardín como el de la Fundación Calouste Gulbenkian es un ejemplo de una buena obra de paisajismo, no reductible a ornamento, sino un paisaje creado para el hombre y también para la fauna que en él encuentra cobijo y alimento. Si pasáis alguna vez por Lisboa no dejéis de visitarlo, merece la pena recorrerlo y dejarse sorprender por un trozo de naturaleza en la ciudad.


Si queréis saber más:
Proyecto y Obra: 1958 – 1969.
Lugar: Av. de Berna 45A, 1067-001 Lisboa, Portugal
Página web de la Fundación Calouste Gulbenkian
https://gulbenkian.pt/jardim/
Carapinha, A. Y Treib, M. (2006) O Jardim. Fundação Calouste Gulbenkian. Lisboa. (bocetos extraídos de este libro)


16 de noviembre de 2016

Paisajes Reales con... Marta Puig

Es un verdadero placer daros a conocer a Marta Puig de la Bellacasa a través de ésta entrevista. A los que aún no sabésis de ella, su blog 'Domingo en el Jardín', es uno de los más leídos del sector. Con Marta comparto muchas cosas, no sólo una profesión y la pasión por ella. Através de los interesantes artículos de su blog busca, al igual que yo en Paisajes Reales, aporta visibilidad al Paisajismo intentando que tenga el lugar que se merece.

Marta Puig es una profesional con casi 10 años de experiencia en el sector. Es Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid y Arquitecto Paisajista tras estudiar el Máster de Arquitectura del Paisaje en la Universidad de Sheffield en el Reino Unido y ser colegiada en el Landscape Institute. 

Ha trabajado en el Reino Unido para LDA Design en varios proyectos de parques públicos y/o para promotores así como masterplans y proyectos de urbanismo -fue participe en el Proyecto de los Parques de las Olimpiadas de Londres 2012- y volvió a España de la mano de Fernando Caruncho, donde trabajó en su estudio hasta la inauguración de los Jardines de Pereda en Santander por Emilio Botín -bajo el paraguas de Renzo Piano-. Y fue hace tan sólo dos años cuando finalmente decidió comenzar su andadura en solitario haciendo trabajos por toda España. Ahora con proyectos en construcción en Madrid, Ciudad Real, próximamente en Sevilla y tal vez en Mallorca.

Paisajes Reales con... Marta Puig


¿Qué te movió a trasladarte a Inglaterra?  
Marta Puig En mi último año de Agrónomos me apunté a varios cursos de jardines e hice prácticas en un estudio de paisajismo, supongo que estaba inquieta y no acababa de saber qué era lo que quería hacer, así que eso me ayudó a tomar la decisión de convertirme en Paisajista. Pero yo quería diseñar y decidí marcharme a Inglaterra porque no encontré ningún master en España que me interesara y que creyera me daba oportunidades suficientes para dedicarme a ello. Yo soy ing. agrónoma luego no tenía problemas con las plantas, su ecología, su cultivo… pero no sabía nada sobre diseño. Y busqué un Master (MA) de 2 años (1 año me parecía escaso) y me fui a la Universidad de Sheffield.

¿Cómo fue tu experiencia profesional en Inglaterra? ¿fue difícil introducirte en el mercado profesional de este país? 
MP En el MA se hacía un día de puertas abiertas donde se invitaban a estudios de paisajismo a conocer a los estudiantes y sus trabajos de fin de master, venían socios y directores exclusivamente. Me salieron 3-4 entrevistas en una mañana. Esto fue un mes de Julio, y en Septiembre, tras entregar mi tesina, empecé a trabajar en Oxford en LDA Design. Estuve 5 años con ellos y me dieron la oportunidad de trabajar en proyectos que jamás hubiera imaginado. 
Todavía tengo grabado en la memoria el día que el socio de la oficina -el mismo que me contrató-  con cierto secretismo llamó a su equipo de paisajistas internacionales (éramos 3 en Oxford) para decirnos que estaba montando el equipo de diseño que desarrollaría junto al estudio de Hargreaves Associates los Parques de las Olimpiadas de Londres 2012, y quería incluirnos como parte del equipo. Salimos eufóricas. Ahora bien, curramos -los siguientes meses- como bestias.

Jardín en la Sierra de Madrid, Navacerrada (Madrid)

¿Para ti que es el Paisajismo?
MP Uno va cambiando su definición a lo largo de los años. En el Master se discutía sobre si la arquitectura del paisaje era una forma de hacer arte. Un arte olvidado.

En el master investigando sobre arquitectos paisajistas y el arte del paisajismo me encontré con esta cita de un arquitecto paisajista modernista danés C. Th. Sorensen (coetáneo de Geoffrey Jellicoe y Thomas Church): "Existen jardines de muy diversas formas creados muchas veces tan sólo desde el punto de vista de ser hermosos. Sin embargo, para mucha gente la idea de la jardinería como arte es todavía desconcertante o completamente extraña".

Durante esa época me hinché a estudiar a los arquitectos paisajistas modernistas americanos donde el paisajismo era una revelación, una manera de hacer ARQUITECTURA DEL PAISAJE -en mayúsculas- y crear paisajes: algo que incluye jardines, parques, plazas y todo aquello que tenga que ver con el espacio que sólo tiene de techo el azul del cielo, y que además para que funcionen deben ser no sólo bellos sino funcionales y responsables con el medioambiente y con todo lo que nos rodea. 
Ellos piensan (y todos deberíamos) que el lugar rige el diseño y que éste encaja en ese lugar determinado (igual que antes que ellos Alexander Pope y seguro que muchos más), pero he ahí su dificultad. En el paisajismo no existe la tabla rasa -el clima, el suelo, las plantas, las vistas, el cielo, la luz, el agua, sus usos, su historia… - todo define un lugar y lo distingue de otro, así que jamás pueden ser exactamente iguales si hablamos de paisajismo. En cualquier caso hoy en día en España cuesta mucho explicar qué hace un paisajista. A lo mejor se entendería mejor si consiguiéramos llamarnos arquitectos paisajistas, tal vez.

Los Jardines de Pereda, Santander (España)
Últimamente para que la gente entienda el alcance de nuestra profesión en otros países siempre pongo el mismo ejemplo. La fuente en Nueva York monumento a las víctimas del 11-S la ideó un arquitecto joven que ganó un concurso cuando al parecer aún no había puesto ni un ladrillo en su vida profesional (olé por él y olé por el jurado), pero para llevarlo acabo el jurado le dijo que no lo podría hacer sin un arquitecto paisajista, que tenía que buscar a uno, era prescriptivo, si no, adiós a su idea pues él sólo no era capaz de integrarla en el conjunto, y querían un espacio abierto. Pues bien Peter Walker no es arquitecto ni construye casas -nada más lejos- es arquitecto paisajista y uno de los más reconocidos internacionalmente. Y si, consiguió el trabajo, y fue su estudio quien dirigió el proyecto… y es más, podría extenderme en lo increíble de cómo se ha llevado a cabo y en la tecnología que se ha desarrollado para hacerlo posible, pero eso da para otra entrada.

Otro ejemplo bastante bueno y que conozco de cerca. Los Parques de las Olimpiadas de Londres 2012. Es el parque más grande construido desde la época victoriana. El comité de diseño encargó a un arquitecto paisajista dirigir el proyecto (LDA Design y Hargreaves Associates), ellos decidían dónde debían colocar todas y cada una de las instalaciones asegurándose de crear un parque increíble. La idea del proyecto, la concepción de éste -y la imagen que se vendió- radicaba exclusivamente en el paisaje, y con cientos de equipos multidisciplinares se colocó a un paisajista a dirigirlos a todos para que nadie se desviará del objetivo final, de lo que querían que fuera y de cómo debía vivirse y verse el parque.

Queen Elizabeth Olympic Park, Londres
E ahí la diferencia de unos proyectos a otros, si el objetivo es mejorar el paisaje, el que dirige el proyecto tiene que tener muy clara la idea y sus objetivos porque en un proyecto siempre hay tantas variables, tantos impedimentos, que o se tienen claro los objetivos y se lucha por conseguirlo y encontrar las soluciones que lo hagan realidad - a veces en contra de muchos- o al final uno tiene un proyecto igual a todos los demás, sin chispa y sin gracia e incluso aburrido.


¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?
MP Me gusta la obra de Dan Kiley, Isamu Noguchi, Luis Barragán, Lawrence Halprin, Peter Walker, Martha Schwartz, Kathryn Gustafson, Dan Pearson, Jacques Wirtz, Paolo Pejrone,  -y sin entrar en los súper clásicos- pero lo que más me une a ellos es su forma de ver y hacer arquitectura del paisaje (o jardines indistintamente). Hay una filosofía y una literatura detrás que me inspira. Por eso hay gente como Vita Sackville-West que me encanta leer e imaginar rodeada de flores. 

Es una pena que los paisajistas españoles o mediterráneos no publiquen sus obras. El paisajismo no permanece, el viento, el tiempo, la erosión, la dejadez, las plagas… se lo llevan, y si uno no publica sus trabajos estos se pierden y con ellos todo lo que aprendieron -coarta el futuro de muchas generaciones-, es terrible, es imposible aprender y mejorar así, sin saber en qué aciertan o erraron los que iban antes que tu -el paisaje es algo que necesita años para evolucionar y para ver los resultados de ciertas actuaciones, la inmediatez no existe, por eso ayuda a desarrollar la paciencia-.
Jardín en Asturias
Esta lista es sólo por nombrar unos pocos, pero es larga. Y no te voy engañar, también soy fan de Fernando Caruncho, pero de una manera muy distinta, aunque obviamente me inspira y mucho. Lo considero mi maestro en España, después de trabajar con él casi 3 años -me ofreció un trabajo y me trajo de vuelta a España-, me ha enseñado a ver el paisaje y lo que realmente significa. Y muchas más cosas la verdad. Pero, en resumen yo diría que diseñar el paisaje implica dialogar con él (y llegar a acuerdos). 

En tu caso, ¿Cómo es la relación paisajista-cliente?
MP Al cliente hay que ilusionarle, no sólo con cosas bonitas pero siendo honesto y transparente. 
Yo siempre envío una propuesta de ideas y honorarios (todo escrito con algunas fotos). Pero lo primero que describo y dejo bien claro son los objetivos del proyecto. Es mi brief -lo que queremos conseguir-.
Hay gente que sólo quiere un espacio funcional, pero por lo general -si llaman a un paisajista- también quieren algo bonito, con gusto, elegante, ó ‘a su gusto’… Bueno, pues eso es importante fijarlo como una prioridad, si no lo que yo les proponga no tiene una base y se diluye a medida que avanza el proyecto. 
Invierto mucho tiempo y recursos en cada proyecto, invierto en mi biblioteca y en mi educación de paisajista, me gusta hacer mucho research, soy perfeccionista, y me gusta presentar las cosas bien. Si la gente te valora y ve el trabajo que hay detrás es más fácil inspirarles y emocionarles durante el proceso y así, si es posible hacer un trabajo excepcional. 
Desgraciadamente un buen proyecto no depende de uno sólo. Las relaciones con clientes y otros profesionales son fundamentales. Hay que nutrirlas, así que en mi opinión yo creo que hay que ser generoso, educado, profesional y honesto; y sobre todo aceptar los errores y los éxitos como lo que son y aprender de ellos.

Un olor, un color, un material, una flor, un arbusto y un árbol, tus preferidos.
MP Una Semana Santa aterricé en Sevilla, salí del AVE y cogí el coche para ir a casa atravesando el centro. Recuerdo sólo el olor a azahar de los naranjos y del incienso entremezclado. Y la luz de aquel día.  Me gustan los verdes, los ocres y los azules. Y me gusta llegar a casa por la noche oliendo el jazmín. Realmente no soy de una flor, un arbusto o un árbol, es el conjunto el que lo hace especial.

Fotografía de Marta Puig
La arquitectura del paisaje es una profesión reconocida y valorada en Inglaterra. Este país forma parte de la historia del paisajismo y del diseño de jardines. ¿Qué oportunidades existen hoy en día en este país?
MP Volví a España en el 2012, y no voy a negar que he pensado en volver (estuve allí 7 años). Creo que allí existen posibilidades y hay más movimiento, incluso ahora después del Brexit -si uno quiere irse-. Realmente ser paisajista es más fácil fuera de España. En todos lados hay que trabajar mucho si tienes ambición, pero sentirse valorado es fundamental para crecer profesionalmente, y aquí a veces uno tiene que sacar esa ilusión de dentro y eso implica mucho desgaste -tenemos una profesión un tanto peculiar reconocida y valorada en prácticamente todos los países a donde vayas menos en España. 

Conoces la situación actual de los Paisajistas en España, apenas tenemos peso profesional en nuestro propio sector. En comparación con lo que has vivido en Inglaterra: ¿Qué crees que falla?, ¿Cómo nos afecta?
MP Los españoles damos por hecho muchas cosas, que el campo, los cultivos, la tierra, y los bosques se cuidan solos y que nadie ha tenido nada que ver en su composición cuando el hombre es el primer culpable… Pensamos que la belleza del paisaje la da sólo la luz y que el simple hecho de ser mediterráneo ya es el sumo. Pero la realidad es que no somos capaces de apreciarla, no la vemos en su esplendor, ni la valoramos. El problema es que el paisaje se pierde, se degrada y se transforma, y lo que no se cuida y se culturaliza desaparece, y se queda en ruinas.

Y luego está el tema profesional, las universidades, los colegios, etc… Yo soy ingeniera. Y lo sé desde dentro. Las Escuelas tienen que cambiar y sus profesionales evolucionar a conciencia y en ética. Ni los ingenieros, ni los arquitectos son impunes a haber hecho de este país un lugar con mucho más ladrillo, históricamente han usurpado una profesión que no les compete, uno no puede ser paisajista y educarse en materiales como el ladrillo y el hormigón -muy útiles por cierto-. Es la antítesis total. Uno no puede romper las reglas, diseñar, y crear espacios hermosos si todo se rige según unas normas, unas prácticas y cálculos perfectamente cuadriculados como en la mente de un ingeniero. Hay que romper barreras. Es una profesión diferente.

West Park Gateway Hull, Hull (Reino Unido). Dentro del equipo LDA Design
Además, ya no existe una jerarquía de profesiones. Eso ha cambiado y si existen los equipos multidisciplinares es por que cada uno de componentes vale su peso en oro. Todas las disciplinas lo saben. Los concursos, las competiciones están todas reservadas legalmente a ciertos Colegios Profesionales, va en contra de la tendencia a creer mentes que piensen diferente y que con ayuda de los técnicos, consultores e ingenieros de equipos competentes saquen adelante proyectos excepcionales y fuera de la norma. 

Mucha gente no es consciente de que en las ciudades la mayor parte de los árboles están mal plantados, son árboles torturados y moribundos, apelmazados entre decenas más, limitados para crecer en todo su esplendor y convertirse realmente en un Árbol fiel a su especie, y justamente a éste pobre que está deseando una muerte digna, se le venera al no querer reemplazarlo y con esa decisión se condena a todos los que vienen detrás. Es imposible empezar la casa por el tejado.

World Gardening Cup Japan 2016 Balcony Competition
Vivimos en un país hipócrita e inculto respecto al paisaje. Si uno quiere un país con más naturaleza, más sostenible, con más parques, con más paisajes, con árboles en las calles, con corredores verdes, donde la naturaleza bulla desde dentro, se recicle, evolucione, donde haya espacios para respirar mejor el aire, andar, ver el cambio de las estaciones… ¿a quién tiene que llamar? mucha gente no sabe responder a esta pregunta. 

Nuestra profesión no es elitista ni sólo para ricos. Es un percepción totalmente fuera de lugar y creada por unos pocos para hacerse su propio nicho. ¿Acaso la naturaleza no es de todos?, acaso no todos pagamos el espacio que hay entre nuestra casa y el colegio o el trabajo, ¿la calle no es de todos? Si queremos disfrutar de más tiempo al aire libre en nuestras ciudades o en el campo, ¿no debemos exigir más de ese espacio? La calle también es paisaje. Nosotros, todos, lo agradeceríamos.



Web: www.martapuig.es
Instagram: thelandwoman
Facebook Marta Puig
Twitter TheLandwoman

11 de noviembre de 2016

Chelsea Flower Show 2016: el año del Paisaje Capturado

Lo sé, lo sé...  Paisajes Reales lleva demasiado tiempo sin publicar. Tengo buenas excusas os lo aseguro. Pero no penséis que no he estado trabajando para el blog. Nuevos artículos, colaboraciones, entrevistas y proyectos esperan en la recámara.

Pero antes de comenzar a compartir con vosotros todo lo anterior,vamos a recordar a través de una crónica de Gabino Carballo la pasada edición de Chelsea Flower Show 2016.

RHS Chelsea Flower Show se celebra desde 1912 en los terrenos del Royal Hospital Chelsea en Chelsea, Londres. Es la más famosa exposición de jardines del mundo.



Por Gabino Carballo

Como cada año, con la longeva presencia de la Reina Isabel de Inglaterra y con alarmante regularidad, la cita “horti-cultural” más relevante para los conocedores de la jardinería internacional se inauguró en la ribera norte del Támesis en los terrenos del Hospital de Chelsea en la segunda quincena de mayo. Este año el festival parece haber retornado a una cierta normalidad, después de varios años de incertidumbre presupuestaria, patrocinios reducidos y tendencias naturalistas en el diseño de vegetación que estaban comenzando a enervar a los puristas de la jardinería británica. La tendencia parece haber dividido a los aficionados a Chelsea en dos bandos: los tradicionalistas, que esperan ver jardines que reflejan estilos y estampas típicas británicas, y los contemporáneos, que apuestan por un nivel superior de creatividad y abstracción.

En particular, me llamó la atención que en un debate en el blog de Bowles & Wyer, se mencione tanto el trabajo de Christopher Bradley-Hole como el de Jihae Hwang como antecedentes directos de la situación actual y me parece que es una referencia apropiada para los que sientan curiosidad por el devenir de este festival, porque ambos han significado un antes y un después en la jardinería efímera.

No obstante, cabría decir que el retorno de los generosos patrocinios no ha revertido en una mayor creatividad, sino que parece haber supuesto el retorno de algunas ideas un tanto superadas, tanto en lo conceptual como en lo material. La afluencia material es con frecuencia una brida a la innovación, y la jardinería no es excepción.

Hasta cierto punto, el jardín ganador de este año, el patrocinado por el diario The Telegraph y diseñado por Andy Sturgeon, es un ejemplo de este síndrome. Materialmente impecable, con credenciales conceptuales acreditadas por su referencia al libro de Kate Baker “Captured Landscape”, recrea un posible paisaje prehistórico “capturado” y abstraído en una serie de formas geométricas que contrastan con detalles naturalistas y una vegetación mediterránea global que no estaría fuera de lugar en muchos jardines de nuestras costas. Se podría considerar como un extremo del gradiente formado por otras dos propuestas: la de Cleve West, y la de James y Helen Basson, de nuevo patrocinado por la marca de cosméticos francesa l’Occitaine.

Jardín de Andy Sturgeon. Imagen de Gabino Carballo
La propuesta de Sturgeon, ha sido la más convencional, en el sentido de que representa un paisaje idealizado por medios ya habituales en la jardinería de inspiración minimalista contemporánea. La de los Basson, optó por acendrar los aspectos realistas y naturalistas de su trabajo para rendir una copia exacta de un paisaje de la campiña provenzal para celebrar el 40 aniversario del patrocinador. Entre ambas estaría la propuesta de Cleve West, que ha intentado aplicar ambas tendencias y se ha mantenido equidistante, en un punto que ha resultado vagamente indiferente, lo cual creo que le ha relegado en el palmarés.

En cierto modo, los tres jardines han abandonado la experimentación de años anteriores para centrarse en temas y materias ya consolidadas, con una ejecución material superior, aunque exentos de la emoción que acompañó la fase de jardines naturalistas (o incluso hiperrealistas) que culminó con el show del año pasado.

Descontados estos tres jardines, si alguien me preguntase que ha sucedido en Chelsea este año, diría que nada fuera de lo “anormal”: este evento jardinero es una anomalía recurrente. La mayoría de las propuestas presentadas presentaban unas calidades de ejecución excepcionales y unas plantaciones totalmente apabullantes, especialmente en dos jardines que valdría la pena reseñar. El primero es el jardín de Husqvarna, diseñado por el australiano Charlie Albone, que muchos consideraban el favorito para ganar el premio al mejor jardín pero que finalmente solo recibió una medalla dorada. Personalmente, creo que ha sido un excepcional ejercicio de jardinería clásica contemporánea, con una topiaria de altísima calidad y un diseño que realmente invitaba a estar, tanto de día como de noche. 

Husqvarna, jardín de Charlie Albone. Imagen de Gabino Carballo

Vista nocturna de Husqvarna, jardín de Charlie Albone. Imagen de Gabino Carballo

El segundo jardín es el patrocinado por The Chelsea Barracks, diseñado por Jo Thompson, que este año ha conseguido una ansiada medalla de oro, con su interpretación de la rosaleda contemporánea, entretejida de vivaces y anuales destacadas contra un fondo de setos de tejo, acero oxidado y barnizado, fuentes, canales de agua y mobiliario escultórico. El motivo central del jardín fue (escandalosamente) un césped, algo prácticamente tabú en los últimos años en Chelsea, hasta el punto que la corresponsal de jardinería del diario The Guardian, Jane Perrone, dedicó al tema un comentario monográfico en uno de los artículos, ponderando si el césped debería ser motivo de controversia...


The Chelsea Barracks, diseñado por jo Thompson

Del resto de los jardines en la categoría reina de “Show Garden” me temo que no puedo decir gran cosa, excepto que no me parecieron tan excepcionales como cabría esperar y me supieron a poco.

El jardín Winton Beauty of Mathematics, un homenaje a la herramienta de trabajo del fondo financiero que lo patrocinó, me sorprendió gratamente: las presentaciones preliminares no hicieron justicia a un diseño de vegetación preciso y creativo, con ritmo. Sin embargo, la altísima calidad de ejecución no compensó el no muy elaborado diseño de la pérgola y la zona de estar en general. El lazo de cobre troquelado con ecuaciones matemáticas no acompañaba como debiera durante el día, pero realmente “flotaba” por la noche. Los aclamados contratistas Gardenlink realmente sacaron petróleo de un diseño que se hubiera beneficiado de una revisión crítica a tiempo.

Winton Beauty of Mathematics
Muy comentados fueron los jardines patrocinados por la marca electrónica LG y por los servicios financieros Vestra Wealth, denominados respectivamente como Smart Garden y Garden of Mindful Living. Ambos parecían basados en un concepto de jardín urbano situado en una terraza de un ático de lujo (aunque no de forma explícita), supongo que para intentar capturar la imaginación de los ultramillonarios que están colonizando los superáticos y macroterrazas de los nuevos rascacielos londinenses. Me pareció una loable iniciativa comercial, pero ambas propuestas adolecieron de cierta banalidad.

Smart Garden y Garden of Mindful Living. Fuente: www.rhs.org.uk

El jardín estrella del evento, al menos sobre el papel, el patrocinado por los almacenes de lujo Harrods, obra del controvertido Diarmuid Gavin y adecuadamente bautizado como British Eccentrics Garden, me pareció una tontería, con su vegetación ochentera, su topiaria giratoria y las macetas que bailaban arriba y abajo por la torre. Únicamente me pareció loable que el patrocinador se gastase tantísimo dinero en un festival de jardinería por el que se pagan setenta libras por entrada, cuando el coste de este jardín probablemente cubriría el presupuesto anual de todos los festivales de jardinería efímera existentes en España y sobraría para hacer unos cuantos más.

British Eccentrics Garden

En la categoría Artisan Gardens destacó el trabajo de Sarah Eberle, el Jardín del Mekong patrocinado por la compañía de cruceros Viking que mereció el premio al mejor jardín de la categoría. En poco más de 35 metros cuadrados, Eberle ha tejido un paisaje acuático realmente evocativo y logrado, con una calidad onírica que normalmente solo se logra en el cine. Una verdadera obra de arte de la jardinería efímera.

El ganador de la categoría Fresh Garden fue la propuesta Antithesis of Sarcophagi, de Martin Cook y Gary Breeze. Aptamente patrocinado por The Marble and Granite Centre, consistió en un bloque de piedra de 44 toneladas en cuyo interior se plantó un pequeño y misterioso bosque abierto a los elementos pero que solo se podría apreciar a través de minúsculas mirillas, eso sí, con colas de hasta media hora para poder vislumbrar lo que tras ellas se mostraba.

Bajo la gran carpa de los exhibidores comerciales se pudieron visitar unas tremendas instalaciones y presentaciones florales: la colección de proteas en exposición era sencillamente sensacional, y lo mismo se puede decir de las hepáticas, entre otras. Que los exhibidores logren esta calidad se debe sin duda a que el certamen también premia la calidad de los puestos comerciales, lo que fomenta la creatividad y la inversión en presentación. Especialmente celebrado fue el de New Covent Garden Market, con su homenaje floral a la Reina de Inglaterra que capturó la imaginación de la monarca y obtuvo un importante éxito mediático.

Otra notable instalación fue la compuesta por cinco mil amapolas de punto tejidas para alfombrar la distancia entre los pabellones del siglo XVII del Royal Chelsea Hospital y la zona de exhibición del festival. Esta instalación en memoria de los caídos en las guerras británicas tuvo el muy deliberado efecto de hacer que casi no se notase que se han eliminado los setos que cortaban la vista desde los pabellones del hospital hacia el rio, y que servían a los jardines del festival como fondo. Será interesante ver como esta modificación repercute en la futura presentación de los jardines.

De resto del día en el festival, me gustaría reseñar el encuentro entre Piet Oudolf y Richard Miers. Oudolf es hoy un artista de la jardinería consagrado, que ha trabajado y trabaja como asesor en algunos de los proyectos internacionales de jardinería y paisajismo más conocidos mundialmente, como la Highline de Nueva York. La influencia de su trabajo y sus publicaciones ha modificado substancialmente el diseño con plantas de la última década, especialmente en lo que se refiere al uso de matrices de gramíneas y vivaces.

Piet Oudolf y Richard Miers
Sin embargo, hubo un tiempo en el que Oudolf era conocido principalmente como un viverista holandés que producía cultivares particularmente refinados y exclusivos, y que se popularizó entre los adeptos a Chelsea. Uno de sus principales valedores en sus inicios fue Arne Maynard, el reputado diseñador de jardines con el que Richard Miers comenzó su carrera, y es precisamente de esa época que se conocen. Precisamente, este año se expondrá una instalación de Oudolf en el festival Gardening World Cup 2016 en Japón, donde se le rendirá homenaje.

Su exposición coincidirá con una propuesta de la española Marta Puig (conocida como The Landwoman por su excelente blog), entre otros diseñadores internacionales seleccionados en la categoría Balcony Gardens. Espero que esta primera incursión en el mundo de la jardinería efímera sea un éxito para Marta y que un día podamos verla en el Chelsea Flower Show también.

-------------------------------------------------

No os perdáis la próxima entrevista en Paisajes Reales, será protagonizada por Marta Puig.

16 de junio de 2016

Paisajes Reales con... José Souto


Continuamos descubriendo a los participantes de la VII edición del Festival Internacional de Jardines de Allariz  2016. Es el turno de José Souto, 'Terraformación' es su Jardín del Futuro.

José Souto, de Marin (Pontevedra), confiesa que desde pequeño ha tenido inquietudes sobre la naturaleza y la construcción. Tras formarme como Técnico Superior en la gestión y organización de los recursos naturales y paisajísticos (C.I.F.P. Ponteareas 2004). Comenta que comenzó a poner en práctica la teoría, y con cada trabajo, diseño o proyecto evolucionó técnica y humanamente hasta llegar al momento actual, teniendo ya más de doce años de experiencia y conocimientos acumulados en el diseño y construcción de parques y jardines. Actualmente es gerente y paisajista de Innova Paisajes, antes socio y paisajista de Garden Center Arte Natur y en los inicios encargado de obra en Kikibula Jardineria. Segundo premio ACCESIT otorgado por la asociación de jóvenes empresarios de Pontevedra 2010
Mis objetivos son diseñar y construir proyectos con firma propia que perduren en el tiempo y evolucionen con un criterio de calidad y vanguardia dando un servicio optimo y profesional.  
Como profesional me considero con oficio, es decir, trabajo en oficina y a pie de obra los proyectos. En la gestión del personal pienso que no se trata de mandar, si no que de organizar las mejores aptitudes de los trabajadores para que el equipo consiga el objetivo final. 
Cuenta que le interesan mucho las creaciones de festivales de paisajismo internacionales, de hecho, resultó ganador en la edición de 2011 del Festival de Allariz con el Jardín: 'El color de la Pasarela', y obtuvo un tercer puesto con la propuesta: 'Earthquake' en el Festival de Ponte de Lima (Portugal) en 2010.

Paisajes Reales con... José Souto



¿Para ti qué es el paisajismo?
José Souto Para mi el Paisajismo es el arte de diseñar y crear exteriores con elementos propios de la naturaleza creando ambientes y paisajes que formen una unidad con vida que evolucione en el tiempo y que interactue de manera directa con el ser humano. Estructuras, volúmenes, texturas, vegetación combinadas de tal forma que nos ofrezcan un espacio armonioso, bello y funcional . Siempre intento naturalizar al máximo los proyectos a realizar buscando paisajes reales que la propia naturaleza nos brinda; jardines de costa (atlantica o mediterranea), de montaña, jardines acuáticos (cascadas, arrollos) ,etc...
El objetivo final es crear un paisaje con vida que sea sensitivo, energéticamente positivo y que en conjunto sea armonioso con el entorno y con las personas que lo van a disfrutar.



¿Cuales son tus fuentes de inspiración?
JS Siempre hay unos condicionantes que marcan el futuro diseño, como el lugar geográfico, las condiciones climatológicas, el propio diseño de la vivienda, el entorno natural y visual que rodea al nuevo trabajo, incluso el factor económico. Durante los 5 primeros años como empresa quizás el objetivo era que la construcción del proyecto fuera perfecta en la ejecución y en el acabado, lo cual no es fácil. Finalmente, teniendo ya muy dominada la técnica constructiva, comienza a fluir la creatividad por vena, liberándome de ataduras y con marca, con trabajos hechos que ya dan una garantía y una seguridad al cliente que me permite diseñar espacios más creativos y de más volumen. Es un proceso de aprendizaje continuo, el conocimiento que adquieres con la experiencia solo suma, incluso lo malo suma también,... Mi musa a la naturaleza en estado puro.

En tu caso, ¿Cómo es la relación paisajista-cliente?
JS Antes de diseñar hay que hacer un estudio del porque se construye ese proyecto y cual es su objetivo. Está claro que no todos los clientes son iguales y los gustos son muy variados . Cuando me llaman para construir un exterior, el cliente busca un profesional que le aporte conocimientos, experiencia, técnicas constructivas y sobre todo diseño. Lo primero siempre escuchar, el cliente sabe lo que quiere la mayoría de las veces y nosotros tenemos que hacer realidad lo que se imagina en su cabeza. Una vez que están claros los gustos comienza el diseño, es como crear diferentes piezas de un puzzle que finalmente encaja y crean una unidad. Dependiendo del valor de las piezas tendemos un presupuesto final, porque el objetivo final es trabajar y que te paguen. Hay que dar diferentes opciones a los clientes para que puedan elegir un camino sobre el que trabajar, pero intentando marcar los pasos ya que el profesional en este caso es el Paisajista. Diseño, construcción y remates, los tres fundamentos para que el proyecto funcione.



Un olor, un color, un material, una flor, un arbusto y un árbol.
JS Un olor...el mar. Color los violetas y rosas. Mi material preferido es la piedra. Una flor, Clematis. Un arbusto Echium. Y un arbol, el Acer palmatum spp
Para ser paisajista es necesario una gran base de datos en la cabeza para poder crear, fundamental el conocimiento de las especies vegetales y sus necesidades, conocimientos constructivos y estructurales, materiales diversos que año a año se incorporan al mercado, conocer la historia y la evolución de los jardines, saber observar, etc... y sobre todo tener creatividad con todos esos elementos para que fluya un proyecto construible y que perdure en el tiempo. Por lo tanto conocimiento y personalidad propia es lo que hace que un paisajista sea diferente. El tener un titulo por encima de otro no significa que un trabajo sea mejor. Simplemente hay que demostrar creando algo real y con firma. Personalmente , fuera de lo que estudie, mi conocimiento empezó a aumentar a partir de construir de forma real. Llevando más de 12 años en el sector y 9 con empresa. 

¿Qué oportunidades le ves hoy en día a los paisajistas?
JS Las oportunidades existen si estás preparado. El inicio es como una rueda que comienza a andar , en el arranque cuesta pero llegara un momento en que la inercia también ayuda a seguir en movimiento. La mejor carta de presentación son los trabajos ya hechos.

El color de la Pasarela. Jardín Ganador Festival de Allariz 2011

¿Por qué como paisajistas, apenas tenemos peso profesional en nuestro propio rama? ¿Qué crees que falla?, ¿Cómo nos afecta?
JS Quizás no se prioriza tanto el exterior como la construcción en si misma, se destina poco dinero para la zonas verdes y muchas veces se intenta recortar, lo que conlleva menos calidad en el acabado final. Con los clientes particulares se nota un cambio, los exteriores comienzan a tener más fuerza.

Earthquake. Festival Internacional de Jardines de Ponte de Lima (Portugal) 2010


José Souto
Facebook: Innova Paisajes
Perfil LinkedIn aquí
Vídeo Presentación Innova Paisajes aquí
Vídeo: Construcción Estanque de Piedra aquí

13 de junio de 2016

Paisaje de Ruinas Contemporáneas


Hace algunas semanas en el blog publiqué una entrevista realizada a Michalina Wójcik, con motivo de su participación en el VI Festival Internacional de Jardines de Allariz. Michalina es de Polonia, y me pareció muy interesante que nos contara cuál es la situación del Paisajismo y diseño de jardines, y del sector verde en su país....
  ...
  Se aprecia la cultura y tradición de jardines, la gente apuesta por el diseño y un entorno original y verde después de tantos años entre el hormigón de comunismo. Se está intentando transformar el paisaje urbano.
  ...
A raíz de las palabras de Michalina, surgió un debate en la página de Facebook de Paisajes Reales. Se comparaba la necesidad de transformar el paisaje urbano de hormigón de Polonia, heredado de la época comunista, con la cultura del ladrillo  de España. Que se intuye aún no superada con la crisis económica.

Voy a aportar una nueva línea que está comenzando a surgir. Hace pocos meses me pidieron que realizara una propuesta para realizar un jardín en una obra paralizada... y abandonada ya que no se iban a invertir más recursos económicos para terminarla. Alrededor de 9.000 m2. Sí 9.000 m2 de socavón en los que ya habían entrado las máquinas para hacer el movimiento de tierras correspondiente a un supuesto parking subterráneo. El nivel freatico había creado un laguito que había que conservar. Muros de contención en zonas del perímetro, y también en el interior... diseñados para contener algo pero a día de hoy sólo son estructuras inservibles y sin sentido. 

El cliente lo tenía claro... quiere un jardín que transforme el estado actual en un paisaje romántico de ruinas que han perdido la batalla ante la naturaleza que reconquista su territorio.

Todo eso sin modificar el terreno aplastado por la maquinaria, sin tirar los muros, e intentando tapar las paredes verticales de más de 20 metros. Imaginación y creatividad al poder para re-interpretar las pre-existencias. En fin, ya os contaré cómo termina ésta historia.

A todos se nos viene a la cabeza proyectos de intervención paisajística en zonas de desindustrialización, como el parque Duisburg-Nord en Alemania por ejemplo. Mediante un proyecto de metamorfosis que obtuvo el I Premio Europeo del Paisaje Rosa Barba en el año 2000, Peter Latz & Partner Landscape Architects transformaron un área degradada.

Landschaftspark Duisburg-Nord. Duisburg (Alemania)
Landschaftspark Duisburg-Nord. Duisburg (Alemania)


¿Estamos quizá ante un nuevo soporte cedido por la urbanización desmesurada y 'no pensada' como ya lleva tiempo ocurriendo con espacios marginales entre vías de comunicación, solares abandonados...?
Y en el caso de que empiecen a surgir este tipo de proyectos, ¿cual sería el concepto exacto a aplicar? ¿Mimetizar? ¿Integrar? ¿Esconcer? . O quizá son estos y otros muchos de una manera simultánea y coherente?.

Queda inaugurada oficialmente en el blog la etiqueta Paisaje de Ruinas Contemporáneas.

¿Conocéis proyectos en los que se este desarrollando estudios de Paisajismo en obras abandonadas?


9 de junio de 2016

Paisajes Reales con... Michalina Wójcik


'Los Jardines del Futuro' del Festival de Allariz pueden visitarse desde el pasado mes de mayo hasta el próximo día 30 de octubre. Como en la últimas ediciones estoy trabajando para ofreceros una visión más detallada tanto de los jardines expuestos como de los profesionales que los han creado.

Inauguramos los artículos dedicados a la VII edición del Festival Internacional de Jardines de Allariz  2016 con una entrevista. La protagonista es Michalina Wójcik, paisajista responsable del jardín: Huerta Cibernética.

Michalina Wójcik es una profesional con mas de 8 años de experiencia en el sector. Estudió Arquitectura del Paisaje en la Universidad de Agricultura de Varsovia. Al obtener el título de Arquitecto del Paisaje (Ingeniero Agrónomo Superior) vine a España con un contrato de especialista en Paisajismo para una empresa de arquitectura e ingeniería. Durante casi dos años trabajé en varios proyectos de ingeniería, arquitectura, agropecuarios e industriales.
Mientras, realizaba el Master en la Universidad Politécnica de Madrid  de Jardineria y Paisajismo trabaje en varias empresas del ámbito arquitectura y construcción realizando múltiples funciones en cada una de las empresas en las cuales he trabajado.
Ha realizado proyectos tanto dentro de España como fuera del país, por ejemplo el Parque Urbano Valdebebas en Madrid;  Campo del Golf&Spa La Nogalera, Villasana de Mena; Plaza Publica y aparcamiento en Cercedilla;  Rehabilitación del antiguo parque Ciudadela y Museo del Ejercito Polaco en Varsovia, Polonia; Jardín Urbano Bilbaforma en Bilbao, construcción de Parque eólico Relax Wind Park en Polonia y el último año el Proyecto Education City-Ciudad Universitaria en Doha, Qatar para Qatar Foundation.

Paisajes Reales con... Michalina Wójcik


¿Para ti qué es el Paisajismo?
Michalina Wójcik Diseño y cuidado del entorno y espacios exteriores, en ambos casos dentro y más allá del entorno construido - y su conservación y sostenibilidad del desarrollo.  
Paisajismo es arte, diseño, habilidades creativas e imaginativas. Sus componentes mas importantes son la flora y la fauna, las formas que presenta el terreno, los elementos naturales, las creaciones de los seres humanos tales como edificios, puentes. Y como elementos abstractos, entre los más importantes: el clima.



¿Cuáles son tus fuentes de inspiración? 
MW Depende de la primera idea, del entorno, etc; pero normalmente arte, ciencia, diseño, arquitectura, y la sencillez.

En tu caso, ¿Cómo es la relación paisajista-cliente?
MW Tras muchos años trabajando con el cliente particular, he conseguido alcanzar mi propio método. Cuando el cliente acepta la propuesta conceptual el proceso de diseño y construcción continúa hasta el final bajo la inspección del diseñador sin cambios posteriores del cliente. Se trata de la confianza en el profesional  y apostando por buen diseño. 
En general, mi propuesta es generar un trabajo dinámico de intercambio entre el estudio y el cliente para lograr un diseño que refleje su espíritu.
Para mi lo importante es crear espacios armónicos, bellos que transmitan el sentir y el deseo del cliente.



Un olor, un color, un material, una flor, un arbusto y un árbol.
MW Olor: Naranjo en flor. Color: Verde Musgo. Material: Madera. Flor: Clavel. Arbusto: Calistemum. Arbol: Cercis siliquastrum.



¿La arquitectura del paisaje es una profesión reconocida y valorada en Polonia?. ¿Qué oportunidades existen hoy en día para los arquitectos del Paisaje en tu país?
MW En Polonia es una profesión reconocida aunque hay varias personas que trabajan sin titulo universitario.
Cada vez hay mas interés por espacios verdes y jardín privado, la gente reconoce la necesidad de contratar un profesional, como contratan a un arquitecto a la hora de diseñar su vivienda. Los interioristas también ejercen como arquitectos del paisaje.



Los Paisajistas en España apenas tenemos peso profesional en nuestro propio sector. En comparación con los Polonia: ¿Qué creeis que falla?, ¿Cómo nos afecta?.
MW En comparación con España creo que tenemos mas publicidad en revistas, programas en la tele sobre paisajismo y la importancia de la naturaleza. Las tendencias de decoración de hogar y jardín van siempre unidos.
Se aprecia la cultura y tradición de jardines, la gente apuesta por el diseño y un entorno original y verde después de tantos años entre el hormigón de comunismo. Se está intentando transformar el paisaje urbano.
Otro motivo es que la temporada de buen tiempo para disfrutar del ocio al aire libre dura poco (unos 3 meses en total). Hay que aprovechar en lugares bien diseñados, con flores y plantas de temporada y en lugares con encanto. Sin embargo, en España, lo que me cuesta entender todavía es que con tan buen tiempo casi todo el año la gente no aprecie más sus terrazas, jardines, parques, plazas…etc. No hay demanda y parece que hay poco interés a la hora de uso.
Además todo el mundo quiere sombra pero nadie planta arboles, y los clientes desean casas de lujo pero los jardines los quieren low cost....son unos de los muchos conflictos que veo en España en el tema de paisajismo.


Podéis encontrar a Michalina Wójcik mediante los siguientes enlaces:
Facebook: aquí
Linkedin: perfil aquí
e-mail: michalincia@wp.pl


Podéis seguir Paisajes Reales en la página de Facebook y en Twitter (@PaisajesReales).

7 de junio de 2016

El cazador de líquenes. Oliver Gilbert

Dentro del marco de la Semana de la Naturaleza y en la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, el Ayuntamiento de Barcelona a través de La Fábrica del Sol organizó un ciclo de conferencias y actividades sobre los bioindicadores urbanos, de cómo los organismos vivos nos explican la calidad ambiental de nuestro entorno.

Una de las conferencias se centraba en los líquenes. Los líquenes son organismos resultado de la simbiosis de dos seres vivos, hongos y algas. ¿Sabías que son muy sensibles a la calidad del aire que respiran?. María José Chesa realizó una ruta guiada para conocer cómo son y dónde viven los líquenes en la ciudad de Barcelona.

Fotografía: Google Images
La celebración de este ciclo de conferencias es la excusa perfecta para publicar un artículo escrito por Gabino Carballo sobre Oliver Gilbert, ecólogo, liquenólogo, investigador y Catedrático de Ecología del Paisaje en la Universidad de Sheffield. Falleció el 15 de mayo 2005, después de toda una vida dedicada a la ciencia, la investigación de campo, la enseñanza, la escritura y a la difusión en los medios.




Gabino Carballo
- Técnico de Proyectos del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Barcelona.
- Diploma en Jardinería y Paisajismo. Escuela Castillo de Batres.
- Master in Arts in Landscape Design. The University of Sheffield.
- Máster en Gestión de Proyectos. BES La Salle Barcelona.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...