16 de octubre de 2012

Ikebana de Ikenobo. Sencillez, Belleza, Grandeza.

Según la Rae... Arte japonés de realizar composiciones de flores y otros elementos vegetales. Pero el Ikebana es mucho más que el dominio del arreglo floral. Hoy quiero compartir con vosotros este artículo para dar a conocer este Arte entre los que no lo conozcáis y que a la vez sirva de reconocimiento a los siglos de historia del Ikebana.

Este año 2012 se celebra el 550 Aniversario de la fundación de la Escuela de Ikenobo de Kyoto. El maestro Yasuhito Sasaki, de la sede central de Ikenobo en Kyoto, ha realizado una demostración de Ikebana con la colaboración de la Embajada de Japón a la que he tenido el placer de asistir.


La historia del Ikenobo es también la historia del Ikebana, pero se separaron sus escuelas. Aún así se continúa representando el origen del Ikebana, aunque armonizando lo tradicional con lo moderno en una interacción constante que fomenta nuevas ideas. Los sacerdotes que hacían ofrendas florales en el altar del Templo budista de Rokkakudo, fundado hace unos 1400 años, vivían cerca de un estanque (en japonés 'Ike') en una pequeña cabaña (denominada 'bo'). Por esta razón la gente empezó a llamar a los sacerdotes 'Ikenobo'. Los arreglos que en un principio eran utilizados como ofrendas a Buda se convirtieron en adornos florales de los hogares japoneses. La celebración del 550 Aniversario marca la fecha del escrito más antiguo que menciona el nombre de 'Ikenobo'... un monje zen del Templo Tofukuji en Kyoto afirmaba que el arreglo hecho por Sensei Ikenobo gozó de gran prestigio en toda la ciudad.

La escuela Ikenobo recrea la belleza natural en un nuevo ambiente, mostrando la imagen ideal de la naturaleza interpretada por cada persona, reflejando su propio espíritu. La demostración corrió a cargo del ya mencionado Maestro Yasuhito Sasaki y como apoyo la Maestra Rikako Yano. Yasuhito Sasaki es profesor en la Sede Principal de la Escuela de Ikenobo en Kyoto, ha realizado demostraciones en más de 10 países en América, Europa y Asia, y numerosos talleres y exposiciones a lo largo del mundo, además tiene el cargo de Embajador Cultural del Sureste Asiático. La Maestra Sr. Rikako Yano es directora del Centro Arte y cultura de Japón y de la Escuela Ikenobo en Madrid, y diplomada por la Escuela de Kyoto. Todo el material vegetal utilizado provenía de viveros españoles.




Cada época, los cambios en las costumbres, de la transformación social y de la Naturaleza se han ido reflejando en la evolución del Ikenobo creando diferentes estilos con el paso del tiempo. El Maestro realizó nueve composiciones explicando de una manera clara y con un gran sentido del humor el origen de cada estilo.

El Maestro comenzó con una pequeña composición. Estilo perteneciente al s. XII- s. XIII, donde casi únicamente el arreglo floral japonés se utilizaba como ofrenda a Buda ... rezar, pedir deseos, calmar el alma...

El estilo Rikka es la fuente de todos los estilos posteriores del Ikenobo. Con numerosos materiales de contraste pero complementarios el Maestro comentó que pretendía representar la vida en la Naturaleza, como crecen las plantas con energía desde la tierra hasta el sol. En referencia al volumen de la composición añadió que en el s.XVII (en la plenitud del Rikka) los aristócratas y la clase social alta del momento disponían de hogares amplios con los que decorar con arreglos de gran tamaño.

También de estilo Rikka pero de finales del s. XVII, Yasuhito Sasaki mientras lo hacía comentó que  en aquella época  el pueblo había adquirido más poder económico para poder decorar sus casas pero éstas eran pequeñas... el tamaño de los arreglos se volvió a reducir.

Estilo Shoka, caracterizado por el uso de tan sólo tres materiales. El Maestro dijo que cada vez que realizaba un arreglo debía pensar qué deseaba expresar, con qué esquema y composición, y para qué. Colocar el material en equilibrio y transmitir sensaciones según el deseo del que compone el arreglo, aún con el mismo material cada persona realizaría un arreglo distinto, cada uno interpretamos la naturaleza de distinta forma.

Esta es la composición interactiva..... el Maestro elevó al aire el material vegetal, tres distintos, y preguntó al público cuál deseaba que fuera el protagonista, cuál el secundario... este fue el resultado.
Las anteriores composiciones eran mucho más tradicionales, se explicó que tras el cambio que sufrió Japón al término de la 2ª Guerra Mundial, el Ikenobo se volvió a adaptar a la gran variedad de material vegetal que entraba desde el exterior, a que la mayor parte de la población ya no vivía en casas si no en pisos... el estilo Shoka cambió. Es un ejemplo de una de las máximas del Ikenobo... menos materiales mayor belleza.

El primer ejemplo del Estilo Libre. Con la gerbera el Maestro homenajeaba a la bandera española. Este estilo es utilizado cuando no es posible expresar sensaciones y emociones con el resto de estilos. Son ilimitadas las posibilidades, siempre respetando la belleza natural de cada material y evitando las figuras antinaturales.

Obsérvese como se han eliminado hojas hasta llegar a una V, para conseguir una armonía con la forma divertida del jarrón. El equilibrio de volúmenes y el contraste cromático.


Composición de Estilo Libre. El Maestro ayudado con hojas secas que él mismo cogió de la calle deseaba representar el Otoño que con el suave viento mueve las hojas. El Ikenobo muestra las fuerzas de la Naturaleza con las que convive la planta... ramas dobladas por el viento, hojas picadas por insectos... 
Para finalizar la demostración un arreglo del último estilo en Japón creado en 1999 por el Gran Maestro de la Escuela de Ikenobo. La base es el Estilo Rikka. El arreglo expresa el camio del otoño al invierno, el material principal es la rama de almendro... el Ikenobo refleja el pasar de las estaciones y los cambios del corazón. El Ikenobo no imita la forma que la planta tenía en la Naturaleza, da una nueva vida, una nueva interpretación.

El evento se celebró en la casa del Embajador de Japón, el Sr. D. Satoru Satoh, que realizó el discurso de bienvenida. Tras la demostración el Embajador amablemente se acercó a los asistentes para intercambiar impresiones, tuve la oportunidad de mantener una agradable conversación con él. Comentó que el próximo año se celebra el Año de Japón en España, se celebrarán actividades conmemorativas de los 400 años de las relaciones bilaterales entre España y Japón.


El Ikebana se nutre de dos tipos de pasiones... las del artista con gran sensibilidad y conocimientos adquiridos durante años de estudio, y las del observador que admira cada composición. Así el Ikenobo ha llegado hasta nuestros días, preservando su arraigada historia y enriqueciéndose aún más con el paso del tiempo.

En la página de Facebook de Paisajes Reales podréis ver más imágenes de esta demostración.

Para más información: Arte y Cultura de Japón
Información sobre '400 años de intercambio hispano-Japonés'

4 comentarios:

Juanjo dijo...

Impecable!!!!!!!, muy buen trabajo. Mis más sinceras felicitaciones por este documento que nos has presentado, muy bien redactado y mejor documentado.

Anónimo dijo...

Enhorabuena Sandra. Excelente reportaje, contando al detalle las técnicas e ilustrándolo con fotografías. Un arte desconocido pero digno de mirar y admirar

Ana dijo...

Las composiciones son preciosas; denotan una finura y una sensibilidad extraordinaria. Y como siempre, tu trabajo, Sandra, es digno de admirar y alabar. Felicidades por la experiencia y por el reportaje!

Sandra Donaire dijo...

Me alegro muchísimo que os gustara. Fue todo un reto poder expresar con palabras todo lo que aquella experiencia me transmitió.
¡Gracias por visitarme!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...