18 de noviembre de 2012

Patio de los Caídos. Guadalupe, Cáceres

Los lugares con personalidad dejan huella en nuestra memoria.

Fue lo que me ocurrió la primera vez que visité este Patio... ya no me lo pude sacar de la cabeza. Se encuentra en el Real Monasterio de Santa María de Guadalupe, en la comarca de las Villuercas, provincia de Cáceres.

El Santuario, que comenzó siendo una pequeña ermita a finales del s. XIII, hoy en día es un importante monumento que destaca por su historia, arquitectura, libros, y obras de arte, Patrimonio ampliamente estudiado y documentado. Sin embargo no lo es tanto el Patrimonio 'Verde' que guarda. Mi intención es la de daros a conocer otro rincón del Monasterio.

El Patio de los Caídos se encuentra entre el Claustro Mudéjar y el Claustro Gótico, junto a la recepción de la Hospedería.

En 1908, cuando los Franciscanos llegan a Guadalupe con la tarea de levantar este lugar tras la decadencia por la ausencia de la Orden Jerónima y el expolio, a causa de las desamortizaciones de 1835, se encontraron que esa parte del Monasterio estaba en ruinas, repleta de escombros, de ahí el nombre de 'caídos'. Anteriormente en época de los Jerónimos esta zona era conocida como 'las necesarias' (letrinas). El Patio adquirió su imagen actual en la década de los años 70, durante la última rehabilitación de la Hospedería, que en otro tiempo centró la vida de la enfermería y la botica.




Fotografié el Patio una mañana de otoño con el cielo color gris plomizo apunto de llover que aportó un tono melancólico o nostálgico que, en mi opinión, le favorece. Imaginaros su belleza con la vibrante luz primaveral y el patio florecido.

Vista general del Patio desde el arranque de la rampa, junto a la puerta de acceso desde la recepción.
Vista del Patio desde la rampa. Observad las ventanas en herradura apuntada, y de medio punto.
Cierran el patio altos muros de mampostería que consiguen crear un microclima adecuado para albergar la gran cantidad y variedad de especies que hacen tan especial este lugar. Dos tipo de palmeras (Phoenix canariensis y Washingtonia filifera), Phyllostachys aurea (bambú), Ficus carica (Higuera), Chlorophytum comosum (Cintas), Monstera deliciosa (Costilla de Adán), Alocasia macrorrhiza (Alocasia), variedad de begoniáceas (Begonias), entre otras muchas especies y una cuidada colección de bonsáis. La especie de más antigüedad es una palmera plantada alrededor de 1979. La mayor parte de las plantas han sido adquiridas en viveros de la provincia. Del cuidado y mantenimiento del Patio se encarga un trabajador de la plantilla de la Hospedería, y de la colección de bonsáis Fr. Javier, el director.


Rodeándolo y como separación entre la rampa y el Patio se levantan arriates realizados con ladrillos de barro cocido dispuestos en distintos tipos de aparejos, que delimitan el espacio y a la vez lo definen geométricamente. El pavimento es de loseta de piedra lavada.

Rampa de acceso a uno de los Salones de la Hospedería
Las plantas se disponen en los arriates, en tiestos de barro de diversos tamaños y formas colocados sobre el suelo, los arriates, sobre las mesas... También sobre trozos de piedra tallada, restos de lo que un día fue algo, y de lo que después dio nombre al Patio, ahora elevan su nuevo presente... 

En esta y otras fotografías se pueden observar restos de pedestales, cornisas y fustes de columnas.
Otros elementos complementarios y decorativos son el mobiliario de forja, mesas y sillas repartidas por todo el espacio que invitan a sentarse y disfrutar de lo que nos rodea. Nos encontraremos con dos murales de azulejos, uno dedicado a Francisco de Asís y otro situado junto a la puerta de acceso al salón en memoria de la Virgen de Guadalupe. Éste último fue realizado entre los años 1950-1960 en Talavera de la Reina, en origen estaba en otra parte del Monasterio pero fue trasladado en el año 2010. También veremos una fuente de piedra de tres cazos de altura sobre basamento circular.


Detalle de azulejos en memoria de Francisco de Asís, en ese punto arranca una escalera que lleva a otro punto del Monasterio. Fijaros en el bonsai plantado dentro de un tronco.

Conjunto de mesa y sillas de forja lacadas en blanco

Fuente de piedra

Espero que os haya gustado y os animéis a visitarlo, así como al Monasterio y a la comarca de las Villuercas, mi tierra tiene mucho por descubrir.

Para saber más...
El Real Monasterio de Santa María de Guadalupe es Monumento Nacional desde 1879 y Patrimonio de la Humanidad desde 1993. La imagen de Santa María de Guadalupe que alberga tiene el título de 'Reina de las Españas o de las Hispanidad' otorgado por Alfonso XIII, además 'La Morenita' es la Patrona de Extremadura.
Real Monasterio de Guadalupe (Posibilidad de recorrerlo mediante una Visita guiada)
Hotel Hospedería del Real Monasterio de Guadalupe (Hotel y Restaurante, y acceso libre al Patio de los Caídos, a la Basílica y al Claustro Gótico)
Comarca de Las Villuercas, Ibores y Jara

Agradecimientos: Gracias a Fernando y a Fr. Javier, director de la Hospedería, por su desinteresada colaboración a la hora de facilitarme toda la información necesaria para este artículo.

Fuente: Wikipedia, Web Monasterio de Guadalupe

2 comentarios:

Isabel Alguacil-paisajista dijo...

¡Qué bonito Sandra!! se nota que te conoces la zona ;) gracias por compartirlo.
Un abrazo preciosa

Sandra Donaire dijo...

¡Gracias Isabel!, conozco la zona, pero menos de lo que me gustaría... iremos descubriendo juntos nuevos rincones, y os presentaré otros que me gustan tanto como este.
Besazos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...