22 de mayo de 2013

CHELSEA FLOWER SHOW 2013. Élite de la horticultura, la jardinería y el paisajismo real

Este año se cumple un siglo de existencia del Royal Horticultural Society "Chelsea Flower Show", cuyo nombre oficial es el de "Great Spring Show", aunque prácticamente no se utiliza. Este festival de la jardinería y la horticultura británica se celebra desde antes de 1833, bajo distintas denominaciones y en diversos lugares de la capital británica. Hace un siglo, se instaló definitivamente en los terrenos del Royal Hospital Chelsea, donde ha arraigado hasta convertirse en el festival de jardinería más importante del mundo. Comienza, tradicionalmente, el 21 de Mayo, y dura cinco días.
En la víspera de la inauguración se celebra una gala especial para los patrocinadores, autoridades y los patrones del evento, presidida por la reina de Inglaterra. Los dos primeros días del "Chelsea Flower Show" están reservados a los socios de la RHS, mientras que los tres restantes se dedican al público general. El evento es de pago y es preciso obtener las entradas antelación: muy a menudo están agotados los 157.000 pases permitidos en las 4,5 hectáreas del festival antes de su inauguración. El festival está abierto de las ocho de la mañana hasta las ocho de la tarde, excepto el día 25 que cierra sobre las  cinco de la tarde, después de esa hora, es posible comprar entradas que permiten el acceso al recinto a precio de descuento, pero en lugar de visitar el festival se visita su cierre.
El Príncipe Harry y el Príncipe Edward. Fotografía de Yuko Tanabe
Aunque el festival ofrece diversas atracciones, el evento principal es la competición de jardines efímeros que se construyen cada año en un plazo máximo de 25 días. Existen diversas categorías de temática libre, pero la más prestigiosa es la conocida como “Show Garden”, en la que compiten un máximo de quince diseñadores de reconocido prestigio acompañados de patrocinadores solventes, dispuestos a aportar un mínimo de un cuarto de millón de euros si consiguen pasar el estricto proceso de selección. Sorprendentemente, lo normal que cada año se quede fuera un número considerable de participantes, algunos de ellos muy conocidos en el mundo de la jardinería y el paisajismo, a los que se les ofrece la posibilidad de participar en las categorías más modestas. Modestas en principio, ya que algunos de los jardines que se presentan en ellas pueden ser bastante más espectaculares que los de la categoría principal.

LOS PATROCINADORES
El patrocinador de un jardín de Chelsea tiene un perfil muy variado: bancos, fabricantes de coches, grupos de comunicación, jefes de estado, compañías de seguros, gobiernos extranjeros, organizaciones no gubernamentales, y hombres de negocios de reputación intachable. En ocasiones, el patrocinador de los jardines puede ser un ministerio, ayuntamiento o institución que busca publicitar o patrocinar una causa célebre, como hacen este año un número de agencias medioambientales británicas al patrocinar el jardín de Jo Thompson bajo el lema de “Stop the Spread”. Este jardín busca concienciar a los ciudadanos de los peligros latentes en las plagas importadas a las islas británicas y su impacto sobre la fauna y flora local.
Equipo del jardín diseñado por Jo Thompson. Fotografía de Yuko Tanabe

LOS DISEÑADORES
El perfil de los diseñadores es muy amplio, pero todos tienen en común su habilidad para seleccionar y trabajar con plantas, y su entrega total al jardín como obra de arte completa. También es necesario un cariz mediático debido al exhaustivo seguimiento que realiza la BBC y otros medios de este evento.
Chelsea Flower Show no es para teóricos ni diseñadores de oficina, sino para profesionales enamorados de las plantas dispuestos a ensuciarse las manos y dejarse la piel por su jardín. Quizá el perfil más frecuente sea el de jardinero u horticultor. Profesional que ha hecho carrera diseñando jardines privados para las élites británicas después de estudiar en Kew Gardens. Pero también se encuentran otros perfiles tales como el de Nigel Dunnett, Licenciado en Horticultura y Ecología del Paisaje, Doctor por la Universidad de Sheffield y padre del concepto de vegetación aplicado en el anillo olímpico londinense en 2012, con gran éxito por cierto. Otro perfil relevante es el de ChristopherBradley-Hole, ganador de cinco “Gold Medals” o Medallas de Oro, y dos “Best in Show” o “Mejor Jardín Expuesto”, y el favorito a batir en su retorno a Chelsea después de ocho años de ausencia (Nota: parece ser que la Reina se ha negado a visitar su jardín este año en protesta por la pesada barandilla de madera que impide el acceso al mismo).
Jo Thompson y Leon Kluge. Fotografía de Yuko Tanabe
Tuko Tanabe en el jardín de Jo Thompson
RECONOCIMIENTOS Y PREMIOS
Curiosamente, todos o ninguno de los participantes pueden ganar una “Gold Medal” por su jardín. La razón está en que los jueces puntúan según una serie de criterios objetivos, conocidos de antemano por los diseñadores, prestando especial importancia a la calidad de la planta utilizada: su aspecto, condición y aplicación respecto al programa previsto. Puede suceder que el “mejor jardín”, juzgado desde el punto de vista compositivo, no gane nada, si la ejecución material del mismo no es impecable en todos los aspectos o si los jueces consideran que la vegetación se ha tratado de manera poco ejemplar o adecuada. En cualquier caso, para muchos de los competidores, ganar una medalla de oro no es más que un premio de consolación.
La medalla en sí misma no es nada más que un trozo de cartón, pero sin ella es imposible alcanzar el que todos desean: el “Best in Show”. Este es el verdadero premio que hace y deshace reputaciones y carreras. Los participantes se juegan nada menos que un cuarto de millón de euros en la construcción de un jardín que será destruido en cinco días, si es que nadie adquiere el jardín para llevárselo a casa, lo que sucede con cierta frecuencia.
Tradicionalmente, la entrega de premios se produce de manera muy discreta, a solas con el diseñador, en una esquina del jardín, quizá porque más de uno rompe a llorar ante su fracaso o se desmaya ante su éxito. Este puede suponer un ascenso meteórico en su carrera, con contratos editoriales, de radio, televisión y prestigiosas comisiones para diseñar jardines particulares por todo el mundo.
Profesor Nigel Dunnet trabajando en su jardín. Fotografía de Yuko Tanabe
Sobre Chelsea se suelen oir críticas, a pesar de que es un evento único, copiado en numerosos países y ciudades, nunca igualado. Transmite todo tipo de valores culturales, económicos y ambientales y es un nexo de relación social, profesional y mediática sin igual, que alimenta las industrias del verde, la jardinería, el ocio, el turismo, el editorial, televisivo y educativo. Con frecuencia, los países donde la jardinería es popular o respetada, que invierten en jardinería y su conservación, y donde esta es un fenómeno cultural relevante, suelen gozar de mayor desarrollo económico y menores niveles de desempleo.
A pesar de todo lo anterior el festival es poco conocido en nuestro país fuera de los círculos profesionales. Probablemente porque nuestra sociedad continúa sin comprender la relevancia cultural, social y económica de la horticultura, la jardinería y el paisajismo real.
Christopher Bradley-Hole, a punto de terminar su jardín. Fotografía enviada por Yuko Tanabe
Como anécdota, comentar que el proyecto ganador español de la última Bienal del Paisaje fue un trabajo de demolición y que en principio parece ser que  la propuesta española para la próxima Bienal de Venecia es un montón de escombros. Algunos podrían considerar que es todo un signo de nuestra actitud ante el paisaje.
Quizá un día seremos capaces de construir nuestro propio jardín en Chelsea, entre la élite. Concursos de jardinería en España: BilbaoJardín y Festival de Jardines de Allariz.

Los 15 participantes en la categoría de Garden Show 2013 aquí

Fotografías cortesía de Yuko Tanabe, Paisajista. Thanks!!
Noticia enviada por Gabino Carballo, Paisajista y Gestor de Proyectos. ¡Gracias!

5 comentarios:

Lisa C. D. dijo...

Me ha encantado esta entrada, he aprendido mucho sobre el show. Gracias!

Gabino dijo...

Gracias Sandra!

Gabino dijo...

Gracias Sandra!

Anónimo dijo...

muy interesante y ameno
gracias

Fernando

Quincunx dijo...

Hombre, es cierto que lo de que el ganador de la Bienal fue un trabajo de demolición, pero en el caso del paisaje costero de nuestro país, quizá es la mejor intervención paisajística que podía hacerse.

Si es un indicador de nuestra actitud hacia el paisaje, ¡casi me alegro!. Eso significaría que estamos por la labor de deshacer algunos entuertos de la locura inmobiliaria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...