27 de mayo de 2013

CHELSEA FLOWER SHOW 2013. Historia de la Jardinería

Éste año se ha celebrado el 100 aniversario del inicio del RHS Chelsea Flower Show. Edición tras edición se ha convertido en uno de los eventos anuales más importantes del mundo. En 1913 el certamen tenía 244 expositores, hoy en día alcanza más de 500. Es un espectáculo internacional que atrae cada año más de 160.000 visitantes.

El festival se llamaba en su origen: The Royal Horticultural Society's Great Spring Show. Desde 1833 se celebraron exposiciones de flores en el jardín de Chiswick. Debido al aumento de visitantes se trasladó a el jardín de RHS en Kensington, donde se celebró por primera vez en 1836. Desde 1888 hasta 1911 se localizó en 'Temple Gardens', cerca de Embankment. Más tarde tras 26 años celebrándose en esta ubicación el festival pasó a llamarse:  'Royal International Horticultural Exhibition'. En 1913 se instalaron en los terrenos del Hospital Real de Chelsea.

Los jardines forman parte de la historia de Inglaterra, de la misma forma que Chelsea Flower Show forma parte de la historia de la jardinería. Pensar que es una feria de jardinería a la que acuden miles de personas a admirar jardines y adquirir productos es quedarse corto... Chelsea Flower Show es mucho más.

Fotografía de www.rhs.org.uk
En Chelsea se construyó el primer jardín de gramíneas ornamentales en 1930, el primer jardín con cortacéspedes con control remoto por radio en 1959 y el primer jardín completamente diseñado con accesibilidad total para discapacitados físicos en 1967.
También ha dado lugar a revoluciones el diseño paisajístico, algunas muy notorias: el conocido John Brookes comenzó a participar con sus prácticos e innovadores diseños en Chelsea en 1961, patrocinado por el Landscape Institute, con la esperanza de acercar el jardín a las clases medias e invitarlas a invertir en la calidad de vida que un buen jardín ofrece.

Fotografía de landscapedesing.blogspot.com
El conocido defensor del medio ambiente británico, Chris Baines se las arregló para montar un jardín sin patrocinador, a partir de plantas encontradas, incluidas malas hierbas, algunas prestadas por otros diseñadores y otras recicladas de huertos urbanos y jardines locales en 1985 y de alguna manera inició el camino que ahora siguen otros, como Nigel Dunnet.
El jardín de aires costeros que Juli Toll exhibió en 1993 ganó “Best in Show” a pesar de que fue descrito como “una duna con algunas plantas”. Dan Pearson utilizó el concepto de cubierta ajardinada en 1996, seguido del “Latin Garden” de Christopher Bradley-Hole en 1997, un jardín minimalista, prácticamente exento de vegetación que ganó el “Best in Show” entre las propuestas de los tradicionalistas.
1936. Fotografía de landscapedesing.blogspot.com
También se han abierto camino en Chelsea nombres como Piet Odoulf, en el año 2000, y ahora tan popular por su propuesta de vegetación para la High Line de Nueva York, pero durante años colaborador en la sombra de diseñadores ganadores como Bradley-Hole y Arne Maynard
Por último hay que mencionar el jardín de plastilina de James May en 2009 y el del irreverente Diarmuid Davies con un jardín descaradamente conceptual e impráctico y suspendido en el aire, en 2011.

1 comentario:

Isabel Alguacil-paisajista dijo...

Muy buen artículo Sandra!!! sí que tiene historia!!
Muchos besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...