11 de febrero de 2014

El Olivo como árbol ornamental. Frutales ornamentales

Uno de los artículos más visitados y comentados del blog de Paisajes Reales es el dedicado a los macrobonsáis que me encontré hace algún tiempo. Surgió un interesante debate, os animo a leerlo: ¿Olivo VS Arte Topiario?. En esta ocasión, también de la mano del Olea europaea, me gustaría saber vuestra opinión.





A menudo suelo pasear por un parque repleto de olivos. Se encuentra en una urbanización en la que en su día hubo olivares centenarios. Una parcela fue reutilizada como parque construyendo paseos asfaltados y senderos de grava, y colocando bancos, papeleras y juegos infantiles alrededor de los olivos existentes. Hace unos días me encontré con una imagen más frecuente de zonas agrícolas... estaban 'vareando un olivo'.


La labor del vareo se realiza desde el suelo o subidos al árbol, a mano o con maquinaria. Se suelen colocar lonas, como en la imagen, para facilitar la recogida de las aceitunas, hojas y pequeñas ramas. Aunque es de suponer viendo como estaban las aceitunas (por llamarlas de alguna manera), y que la lona estaba llena de pequeñas ramas, que quizá la intención del operario era la de realizar una poda de aclareo y de descarga de frutos fosilizados...

 Arbol afectado por la 'Tuberculosis del olivo'
Triste imagen en contraposición a las fotografías de brillantes y jugosas aceitunas a las que solemos estar acostumbrados.

El valor estético y simbólico del olivo le hace merecedor de ser disfrutado en cualquier ubicación, pero no bajo cualquier circunstancia. Los recortes presupuestarios en el mantenimiento y conservación de los parques y jardines públicos se manifiestan claramente en la pérdida de calidad de éste parque en concreto. Las labores de poda de formación y eliminación de chupones es la adecuada, sin embargo no lo es tanto en otros aspectos tras ver evidencias como las de las siguientes fotografías. 

Césped sin limpiar
Paseos manchados de aceitunas estrujadas. Zonas de grava sin limpiar.


¿Os parece apropiado plantar árboles frutales en espacios públicos?

Existen numerosas especies de frutales utilizados en jardinería pública, cuyo interés reside en su llamativa floración (que en la mayoría de los casos dura escasamente unas semanas) y en el tamaño y color de sus frutos. Algunos son: Prunus avium, Prunus dulcis, Prunus persica, Prunus granatum, Ficus carica, Juglans regia, Corylus avellana... todos requieren tratamientos sanitarios, y labores extras en comparación con otras especies para favorecer la floración y tamaño de los frutos lo que se traduce en más tiempo y dinero invertido por las administraciones. Además son frecuentes las quejas de usuarios que ven como la fruta podrida impide el uso de bancos, ensucia el suelo haciéndolo peligrosamente resbaladizo, atrae enjambres de insectos...

Sin embargo cada vez son más frecuentes la peticiones de plantación de árboles frutales en zonas públicas para contribuir a bancos de alimentos y comedores sociales. En éste sentido numerosos Ayuntamientos aceptan solicitudes por parte de sus vecinos para poder recolectar las aceitunas de los olivos plantados en sus calles, rotondas y parques. Lo que en principio puede parecer una buena idea es complicado de llevar a cabo por varios motivos. Las labores realizadas por los Ayuntamientos deben garantizar un fruto de calidad en olivos ya por su ubicación expuestos a la contaminación. La acción de varear requiere de cierta destreza para no dañar el árbol, no cualquier persona tiene la técnica ni los aperos necesarios. Y hay que confiar en vecinos responsables que no recolecten sin permisos.


Para poder estar informados sobre la publicación de más post como éste únete a Paisajes Reales en la página de Facebook y en Twitter (@PaisajesReales). O si prefieres recibir los artículos en tu correo electrónico ¡Suscríbete!.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...